miércoles, 13 de agosto de 2008

Unos deseos a lo alto

Esta pasada noche el cielo se inundó de lágrimas. Las Perseidas.
Y como pedir deseos al cielo es algo tan antiguo como el hombre, me vi mirando hacia el cosmos y pidiendo, un poco egoistamente:

  • Por mis amigos: El tesoro que me ha regalado la vida. Ojalá siempre estén conmigo, a pesar de mis faltas imperdonables y lo inaguantable que me pongo. Os quiero,os adoro. Os habeis convertido en algo tan importante que no concibo el día sin vosotros.

  • Por mi familia: Que la carne de mi carne sepa convivir con el hueso...

  • Por mi: Por la luz que necesito.

Es curioso ver como llora el cielo..."Una estrella mirada a través de una lágrima es una cruz" que dijo el Ché.
Pues eso, noche. Concédeme estos deseos!




8 comentarios:

Sirenita dijo...

Ah! Las perseidas..pocas veces se dejan ver aquí en Galicia, será que aquí hemos llorado tanto que ya no le quedan lágrimas ni al cielo:)

Bueno, el que siempre esté nublado tambien influye...

Ojalá se cumplan tus deseos, pero ya sabes lo que dijo Ambrose Bierce:
Si deseas que tus sueños se hagan realidad... ¡¡¡despierta!!!

Ado dijo...

Espero que la mayoría, si no todos, de tus deseos se cumplan Alb.

Lal dijo...

Lo harán, estoy segura.

Cris dijo...

Estoy segura de que todos tus deseos se cumplirán.

Jose dijo...

Cuando se piden con esa fuerza y esas palabras no les queda mas remedio que concederlos. ;)

Eli dijo...

Gracias por tus deseos, Doc. Tú siempre estás en los mios.
¿Crees que es casualidad que ambos hayamos escogido la misma aria para una noche mágica?

Albe dijo...

No sé si llamarlo casualidad,Eli...
Lo que está claro es que viene al pelo ;)

Raquel dijo...

Yo creo que no tienes faltas que haya q perdonar

Espero que se cumplan tus deseos

Beso