martes, 17 de junio de 2008

CONFESIÓN

Nunca es buen momento para hacer una confesión.Incluso ese instante,en el que tu mano y la mía se cruzaban al igual que nuestras miradas,como olas que rompen en la orilla;incluso entonces,sería realmente duro.
Y es que todo da más vueltas de las que creemos.Aquí y ahora.Sólo,me siento infame y triste por no tenerte.Desgraciado por no tocarte.Impaciente por la distancia y el tiempo.

Ayer se fue.Mañana llegará y pasará;y nadie sabe qué cosas nos aguardan detrás del telón, escondidas tras el cristal...al refugio de la tierra y los hombres.Esas cosas que hacen que a cada golpe de despertador quiera vivir otro día más para imaginarte y soñarte.

Te quiero.Ya lo sabes....ya hace tiempo que lo sabes.

3 comentarios:

Eli dijo...

Esas cosas, Doc, son las que hace que merezca la pena seguir. Precisamente porque nadie sabe qué nos aguarda tras el telón.
¿Estás dispuesto a perdértelo sin luchar por ello?

Albe dijo...

Claro que no
;)

Guaja dijo...

Asi se habla chicos!.
Puede que no tengas lo que deseas, tal vez sea duro, puede que te canses, pero siempre te queda el orgullo de saber que tuviste el coraje suficiente para decirle a esa persona lo que sentias.

Un millon de besos, valiente!