jueves, 30 de abril de 2009

Carta de Robert Schumann a Clara Schumann

Qué mañana celestial!
Todas las campanas tañen; el cielo está doradísimo y claro... y frente a mí descansa tu carta.
Te envío mi primer beso, bienamada.




3 comentarios:

marisa dijo...

¡qué belleza! ay... Besos

Borrasca dijo...

Me hiciste acordar de mi ex con este post...

Besos borrascosos

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Con tanta inspiración cualquiera es un genio. Es broma, y en mí está el ejemplo.
Un saludo