viernes, 4 de julio de 2008

Marilyn...

Norma Jeane Mortenson. La más grande!
En ocasiones está claro que las palabras sobran...por eso no me extenderé demasiado con ella.
Marilyn representa algo más que un símbolo. Y no me refiero solamente a la actriz hermosa y exuberante; me refiero a la artista con mayúscula.La gran intérprete que siempre fue.
No olvidemos que a ella debemos con faldas y a lo loco, La jungla de asfalto, Bus Stop, Latentación vive arriba o Niágara. Casi ná.
Muchos dicen que siempre hizo de si misma...solo es necesario leer algo de ella para darse cuenta de que el estereotipo que ella llevó al olimpo poco tuvo que ver con una infancia desgraciada (fue dada varias veces en adopción desde las 6 semanas de vida hasta los 7 años de edad, cuando su madre se la llevó...hasta que fue internada en un psiquiátrico) o con una vida llena de inseguridades y negaciones.
Ella supo sobreponerse a todo y llegar a lo más alto intentando cambiar la manera de ver el mundo gris que le rodeaba. Al status de Diosa.
La musa de los fotógrafos, la alumna de Lee Strasberg, la ganadora de un globo de oro....Todo queda relegado a un segundo plano cuando leemos los comentarios de sus seres queridos: era una buena persona. Eso decían. Siempre tenía una palabra amable y derrochaba simpatía.
Quizá por eso nunca fue feliz...quién sabe.
El 5 de Agosto de 1962 se marchó de este mundo y un aire gélido recorrió la tierra de lado a lado. Fue encontrada sin vida por su criada, tendida sobre la cama desnuda y boca abajo, con el teléfono descolgado (jamás se supo a quién trato de llamar) a las 3 y media de la madrugada. 36 años. Sin duda ,una edad demasiado temprana para cualquiera...sobretodo para ella.. El informe policial calificó el suceso como probable suicidio, si bien se han barajado otras posibilidades. Todo sigue y seguirá cubierto de niebla. Su amistad con los Kennedy, la hiena imbatible que representaba el rancio J.Edgar Hoover, todos los que nunca la comprendieron...demasiados...

Quién sabe. Lee Strasberg pronunció las siguientes palabras de despedida: «No puedo decir adiós a Marilyn, nunca le gustaba decir adiós. Pero, adoptando su particular manera de cambiar las cosas para así poder enfrentarse a la realidad, diré 'hasta la vista'. Porque todos visitaremos algún día el país hacia donde ella ha partido».
Lo cierto es que Marilyn es un mito más allá de toda duda.

Marilyn...Marilyn...






...uno de los grandes diálogos de la historia del cine!!

1 comentario:

Raquel dijo...

Es maravillosa!!!