viernes, 23 de enero de 2009

The End

Sentirse abandonado,
no es más obvio que el hecho,
de estar solo.
Y, amargamente, retraes la soga y lloras,
en un intento fallido de lograr una sonrisa.

¿Y qué puedes decir?
Nada. No existe camino
a ese lugar que ansías,
ni compañía para recorrerlo.
Digiere. Corre.Vomita. Suda.
Todo se ha ido,
y es tu culpa.
Aun queda. Acaso,un litro de sangre,
que mantiene el cristal templado.
Espárcelo. Cubre el molde de lo que eres,
y saca la caricatura de lo que nunca serás.

Nadie ha dicho que desees morir.
Y no quieres.
Pero la realidad supera a la ficción,
como se suele decir,
y los fantasmas se hacen dueños,
no sabes cómo,
de ti, de tu familia y de tu vida.
No hay botón de autodestrucción. Solo.
Eres lastre, carnaza.
Algún día volarás,
en el estómago de un buitre.

Golpea el infinito
con infinita ansia. Odia. El cosmos no te cree.
Y nada ni nadie gritará por ti.
Sobretodo ahora, que han arrancado tu garganta
un mísero órgano sin vida
que no te ha dado más que problemas.
Baja la cabeza,
y súbela, tan rápido
que marees el destino un instante;
trágate las bilis, escupe.
Subyugado a la realidad,
en ese segundo serás libre
en tu espejismo.
Serás catedral en tu ciudad
Aria de la ópera que nunca cantarás.
Pensativo; arrancas del gatillo un <(BUMMM)>...una mota de polvo
sucio y grasa. Entonces suena..."The End"
Todo se enlentece mientras Jim mueve las caderas,
pero sólo en tu cabeza.
Y esa chica te susurra que te ama,
tus padres te abrazan, es tu cumpleaños. Sigues cayendo.
Tan lejano, el suelo.
un amigo, una confidencia, un concierto.
Caes, revientas.
Música. Películas...Sonries
Y ella te susurra....
te susurra....


2 comentarios:

marisa dijo...

Hoy me has hecho recordar momentos agridulces de mi adolescencia perdida, con Jim de fondo, y sabor a calimocho y a beso de primer amor que cres que es para siempre, seguro.Y eas"arias " de una opera que nunca cantamos y que incluso nunca se escribió. En fin al menos vivimos ese susurro atravesandonos la médula que gloriosamente ardió. Besos

Dra. M. dijo...

Me he leído todos tus poemas, y me has dejado con el corazón temblando. Son tan bonitos que al principio pensé que pertenecían a un gran poeta! Resulta que el gran poeta eres tú.. Me alegro mucho de haberte descubierto saltando de blog en blog. Tienes una sensibilidad muy especial.

Si publicas un libro, avisa:)