lunes, 26 de enero de 2009

Triana - "Abre la puerta"



Yo quise subir al cielo para ver
y bajar hasta el infierno
para comprender
qué motivo es
que nos impide ver
dentro de tí
dentro de mí.

Abre la puerta, niña
que el día va a comenzar
se marchan todos los sueños
qué pena da despertar.
Por la mañana amanece
la vida y una ilusión
deseos que se retuercen
muy dentro del corazón.

Soñaba que te quería
soñaba que era verdad
que los luceros tenían
misterio para soñar.
Hay una fuente niña
que la llaman del amor
donde bailan los luceros
y la luna con el sol.

Abre la puerta niña
y dale paso al amor
mira que destello tiene
esa nube con el sol.

Por la mañana amanece
la vida y una ilsuión
deseos que se retuercen
muy dentro del corazón.
Hay una fuente niña
que la llaman del amor
donde bailan los luceros
y la luna con el sol.

Abre la puerta, niña
que el día va a comenzar
se marchan todos los sueños
que pena da despertar.
Hay una fuente niña
que la llaman del amor
donde bailan los luceros
y la luna con el sol.


...

Pierdo la cabeza y olvido respirar.Son Triana, señores. Palabras mayores.
En los 70 fusionaron, con la mayor naturalidad, el rock progresivo que por entonces hacían Yes, King Crimson o Génesis con el elemento más puramente andaluz. Y sin perder el acento (¿habrá quien no lo entienda?...).
La poesía hecha música y la música en la poesía.
Disfrútenlo.

5 comentarios:

marisa dijo...

Tienes razón:palabras mayores. Triana marcó casi dos décadas de nuestra música. Yo los oí por primera vez ya a finales de los 80 y los descubrí a la vez que a Pink Floyd (una mezcla curiosa en tiempos de descubrimientos...) Gracias por recordarme esos momentos. Besos

Juan dijo...

Ah, Triana, maravilla de las maravillas Alberich. Me conocía todas sus canciones y esta es de mis preferidas. Me compré todas las cintas y aún debo conservar alguna por ahí. Tuve el privilegio de verlos actuar en directo en Córdoba hace muchos, muchos, muchos años.

Hay muchas, muchas canciones maravillosas, pero me quedo con Sr Troncoso.

Un abrazote, chavalote

Victoria dijo...

Triana me recuerda a mi niñez. Mi hermano, que me lleva seis años, los ponía una y otra vez en los casettes de antes y después en los vinilo y ahora ¡como no! tiene todas las recopilaciones en CD, es como si estuvieran presentes a lo largo del tiempo. No en vano... Son unos crak!!!
Besos

Sra de Zafón dijo...

¡Triana si señor! eso son palabras mayores y letras mayúsculas.
Me pido esta misma.
Muchas gracias y un gran beso, Alberich.

Esto no quiere quedarse pegado en tu blog, snif, si aparezco triplicada te pido mil disculpas.

Eli dijo...

Un auténtico lujazo, Albe.
Gracias por hacerme recordar.