lunes, 24 de noviembre de 2008

Algún día nos amamos - Robert Louis Stevenson.

"Entre la espesura de bayas y las islas de juncos, como a través de un mundo que sólo fuera cielo, oh firmamento invertido, la barca de nuestro amor se deslizaba. Brillantes como el día eran tus ojos, radiante fluía la corriente y era radiante el vasto y eterno cielo.
Cuando murió la gloria en el dorado crepúsculo, resplandeciente ascendió la luna, y llenos de flores al hogar regresamos. Radiantes fueron tus ojos esa noche, habíamos vivido, oh amor...Oh amor mío, habíamos amado.
Ahora el hielo envuelve nuestro río, con su blancura cubre la nieve nuestra isla, y junto a la lumbre invernal Joan y Darby dormitan y sueñan. Sin embargo, en el sueño, fluye el río y la barca del amor aún se desliza...
Escucha el sonido del remo al cortar sus aguas. Y en las tardes de invierno cuando la sueña en el crepitar de la chimenea, en sus oídos de fantasía, viejos enamorados, el río de su amor canta en los juncos.
Oh amor mío, ama el pasado...
pues algún día fuimos felices...
y algún día nos amamos. "


Stevenson.

6 comentarios:

Sra de Zafón dijo...

Precioso, Alberich, maravilloso.
Supongo que en el fondo soy una soñadora de barcas de amor que se deslizan perpetuamente alimentado su propio cauce. No sé...pero yo creo que las barcas del amor pueden sentirse toda la vida sin necesidad de volver al pasado. Quizás yo sueñe al revésque los personajes de este texto, desde mi presente me veo de vieja junto a la chimenea sin necesidad de soñar la barca, sintindo su amor en mi piel arrugada.
A lo mejor no se interpetar este escrito tan bello, no se...
Gracias, muchas gracias

Victoria dijo...

Yo también amé un día y quizás aún siga amando...
Simplemente precioso

Kaken dijo...

Una pregunta, Albe ¿lo has escrito de memoria, sin copia y pega?

Donde queda el pasado? pregunto
Y para que sirve o te sirve?

Un bes de oso cambiante.

marisa dijo...

Sí un día fuimos felices, un día nos amamos, un día hastapudimos ser. Hoy sólo sombras de lo que no pasó.
Un blog muy interesante.
Un saludo

Ada dijo...

Creo que amar el pasado, lo que pasó...recordar insistentemente a personas a las que amamos o nos amaron...es dañino, impide avanzar, impide volver a enamorarse, volver a sentir cosas.
Es importante recordar las cosas bonitas, pero solo recordarlas, no recrearnos con ellas, regocijarnos con el amor perdido.

Esta carta es bonita, pero no es bueno seguirla

Alberich dijo...

No hay q buscarle nada personal.
Simplemente es una carta q me parece hermosísisma.Y por eso la pongo aquí
;)