sábado, 29 de noviembre de 2008

"Rinaldo" - Haendel.



* Goffredo, capitán general de la armada cristiana (tenor)
* Almirena, su hija, prometida de Rinaldo (soprano "Con agilidad en el trino")
* Rinaldo, heroe cristiano (Castrato "contraltino", de extrema dificultad (alcanza un Mi4!!). Actualmente el papel lo representa una contralto, mezzosoprano o contratenor)
* Eustazio, hermano de Goffredo (castrato contralto). En 1731, se elimina este papel
* Argante, rey de Jerusalén y amante de Armida (bajo. En 1731, se rescribe el papel para contraltino)
* Armida, hechicera, reina de Damasco (soprano)

Género: Ópera en tres actos

Estilo: Barroco musical

Compositor: Georg Friederich Haendel

Año: 1711, posteriormente, en 1731 Hendel volvería a revisar la obra introduciendo algunas modificaciones

Estreno: La obra fue estrenada en Londres, en el Teatro Haymarket, el 24 de febrero de 1711 (7 de marzo del calendario moderno).

Acto I

Año 1100, durante el asedio de Jerusalén en la Primera Cruzada.

Comienza en el campamento cristiano, fuera de las puertas de Jerusalén. Rinaldo (un soldado) le recuerda a Goffredo (capitán general de las fuerzas Cruzadas) que le había prometido la mano de su hija Almirena si la ciudad es conquistada. Armida, Reina de Damasco con poderes mágicos y amante de Argante, Rey Sarraceno de Jerusalén, llega en un veloz carro y les cuenta que solamente serán capaces de conquistar la ciudad si Rinaldo es expulsado del ejército cristiano. En una cueva cercana, Almirena y Rinaldo confirman su muto amor. Armida se lleva a Almirena y cuando Rinaldo trata de impedirlo su amada es raptada por una nube negra. Goffredo y Eustazio entran y acuerdan consultar a un ermitaño sobre como derrotar a Armida. Rinaldo pide a los vientos que le ayuden.

Acto II

En la orilla del mar, rodeados de sirenas, Rinaldo y Goffredo discuten sobre cuánto tendrán que viajar hasta encontrar al ermitaño. Eustazio les comenta que están cerca de su destino. Rinaldo es atraído hacia un barco por un espíritu en forma de mujer que le cuenta que Almirena la ha enviado. Sus compañeros son incapaces de avisarle de que es una trampa. En los jardines del palacio encantado de Armida, Argante le confiesa a Almirena su amor por ella, diciéndole como prueba de ello que es capaz de liberarla del embrujo de Armida. Almirena ruega que le deje tranquila. Mientras Armida recibe con alegría la noticia de que Rinaldo ha sido capturado y una vez llega ante él, le ofrece su amor. Cuando él la rechaza, Armida cambia su apariencia haciéndose pasar por Almirena. Rinaldo la vuelve a rechazar al reconocer el ardid, pero cuando llega Argante éste le confiesa lo que siente por Almirena. Armida clama venganza.

Acto III

La cueva del ermitaño en la parte baja de una montaña con un palacio en su cima. El ermitaño le cuenta a Goffredo y Eustazio que Rinaldo y Almirena son prisioneros en el palacio. El primer intento de los cristianos por alcanzar el palacio es repelido por espíritus. Llegan a las puertas del palacio y la montaña desaparece, dejando a Goffredo y Eustazio aferrados a una enorme roca en el medio del mar. Armida trata de apuñalar a Almirena, Rinaldo desenfunda su espada pero es contenido por espíritus. Llegan sus compañeros y agitando sus varitas mágicas transforman el jardín del palacio en un lugar cercano a las puertas de Jerusalén. Se reúnen con Rinaldo. Armida trata de apuñalar a Almirena una vez más, pero es atacada por Rinaldo y desaparece. Argante y Armida se reconcilian. Los ejércitos se preparan para luchar. Ganan los Cristianos gracias a Rinaldo. Argante y Armida son capturados y abrazan la fe cristiana. Almirena y Rinaldo se unen.


Como habéis leido, la obra explica la historia de amor entre un guerrero cristiano llamado Rinaldo y Almirena, y como la hechicera Armida mantiene a Rinaldo en su poder y pasa de odiar a los cruzados a amar a uno de ellos. Principalmente se basa en el poema "Gerusalemme liberata" de Torcuato Tasso.

Como casi todas las óperas serias de Haendel, fue ignominosamente olvidada durante más de 200 años(!)... Por suerte, hoy tiene el puesto que se merece.


Rinaldo fue la primera ópera que Handel escribió específicamente para los escenarios londinenses. Estrenada con éxito en el Queen’s Theatre en 1711, tuvo como protagonista al famoso castrato Nicolo Grimaldi, más conocido por Nicolini. Con "Rinaldo" - la primera ópera en italiano compuesta en Inglaterra- “Il caro Sassone” demostró su dominio del estilo italiano, puesto a prueba antes en Agrippina (1709) de la que reciclaría dos arias para Rinaldo, “Basta che sol” y “Bel piacere”. Poco tiempo después, con la creación de la Royal Academy of Music y su deseo de rivalizar con los principales teatros europeos, Handel se convirtió en el rey de la ópera que Londres estaba esperando con títulos como Ottone, Giulio Cesare, Tamerlano y Rodelinda. Para sus producciones fueron contratados los mejores cantantes de Europa.

La obra entra en la categoría de “óperas mágicas” con elementos fantásticos, transformaciones, hechiceras y magos de por medio, es un derroche de inspiración melódica de principio a fin. Tiene además la ventaja de ofrecer un argumento nada farragoso y escenas verdaderamente conseguidas. Musicalmente hablando, Rinaldo es mucho más que el “Lascia ch’io pianga” y el “Cara sposa”; por ejemplo, hay largas secuencias en el Acto I donde la genialidad y talento musicales de Handel hacen que seamos partícipes de un continuo dispendio de belleza musical escena tras escena, aria tras aria.

"Lascia ch'io pianga" es el aria más famosa de esta ópera. Curiosamente no aparecía en la primera versión de 1.711, sino en una posterior de 1.731, basada en una melodía de una ópera anterior. Hoy día es tan, tan famosa por aparecer en una hermosa escena de la película "Farinelli il castrato"

Lascia ch'io pianga.
Lascia ch'io pianga mia cruda sorte,
E che sospiri la libertà!
E che sospiri, e che sospiri la libertà!
Lascia ch'io pianga mia cruda sorte,
E che sospiri la libertà!.

____________________________

Déjame llorar.
Déjame lamentarme de mi cruel destino
¡Y que suspire por la libertad!
¡Y que suspire, y que suspire por la libertad!
Déjame lamentarme de mi cruel destino
¡Y que suspire por la libertad!

Está claro que es un punto culminante del repertorio operístico.

Mi versión: Christopher Hogwood para Decca, con (atención), David Daniels, Cecilia Bartoli, Bernarda Fink, Luba Orgonasova, Daniel Taylor y Gerald Finley en los papeles protagonistas y nombres como Bejun Mehta, Catherine Bott o Mark Padmore en los secundarios...



4 comentarios:

marisa dijo...

¡Qué poderoso es Haendel! llena todo el espacio con su música. Entra `por los poros de la piel y llega hasta la médula.Maravillosa entrada. Un abrazo.

Victoria dijo...

Impresionante. No conocía esta obra.
Muchas gracias

Alatriste dijo...

Gracias por visitarme y me alegro de te gustara mi blog. El tuyo es impresionante, tan cargado de cultura y con textos muy interesantes. Además eres andaluz como yo y eso es un plus. Je, je, je. En fin, mucha suerte con tu laberinto de sombras y ya sabes donde me tienes para lo que necesites. Un abrazo.

Sra de Zafón dijo...

En esta nueva época tuya te recomiendo esta otra versión...
Fíjate en la letra, ya no habla de su cruda sorte, no...
La misma música pero distinto libreto "lascia la spina, cogli la rosa" pertenece al oratorio " Il trionfo del tempo e del Disinganno

Un abrazo.

http://www.youtube.com/watch?v=0qv88wKEA5M