martes, 11 de noviembre de 2008

Carta abierta

A veces piensas cosas que no deberías pensar.
¿Quién te dice si se debe o no se debe?..demasiada gente.
Demasiadas voces para un único pensamiento.
Porque sigues pensando eso que nadie quiere que pienses. Se ha convertido en una imagen recurrente, en una parte normal de tu día a día.
Piensas en ello al levantarte, mientras estás en la ducha y sientes el día que está por pasar como una obligación, cuando lo único que desearías sería pasarlo en la cama y dormir.
Cuando te vistes, cuando trabajas...

¿Eres infeliz?...no lo sé. No sé si lo que siento es infelicidad. ¿Podría preocuparme un poco más por mí?..por supuesto. Está claro que he caido en una espiral autodestructiva. Mi aspecto físico es el reflejo perfecto de mi psique. Hace unas horas me he mirado al espejo y me he visto pálido, ojeroso y descuidado. Hace meses no lo hubiera reconocido, pero ahora es a todas luces evidente. Los que me ven a diario me lo dicen. Y yo me encuentro impotente. Sé lo que tengo que hacer pero estoy paralizado. Y esto si que me aterra...
Siempre he soportado más responsabilidades de las que en teoría debiera. He sabido sobreponerme a los golpes la mayor parte de las veces solo. Y ahora me siento incapaz de mover un dedo por mi mismo.

He perdido las riendas de mi vida. Y ahora estoy cayendo en cuenta.
Y acudo a este rincón a exponer en público mi corazón a través de lo que torpemente escribo con la vana esperanza de que se encienda esa luz en mi cabeza que cambie la persona en la que me he convertido por la persona que quizás una vez rocé con la yema de los dedos.
No sirvo para este mundo. No me encuentro a gusto respirando su aire ni andando por sus terrenos.
Muchos ya lo sabéis y habéis hecho todo lo posible por mí. Os lo agradezco en el alma. Pero cómo me siento es un hecho. Es así.
Las cartas que mandé se olvidaron en el camino. Al menos, dejaré abierta esta como señal de que no pierdo la esperanza.



You never liked to get
The letters that I sent.
But now you've got the gist
Of what my letters meant.
You're reading them again,
The ones you didn't burn.
You press them to your lips,
My pages of concern.
I said there'd been a flood.
I said there's nothing left.
I hoped that you would come.
I gave you my address.
Your story was so long,
The plot was so intense,
It took you years to cross
The lines of self-defense.
The wounded forms appear:
The loss, the full extent;
And simple kindness here,
The solitude of strength.
You walk into my room.
You stand there at my desk,
Begin your letter to
The one who's coming next.

12 comentarios:

Sirenita dijo...

Querido Alberich, pareciere que a ti se te ha comido el Mundo, cuando al Mundo hay que comérselo.

No te cuento mi vida, porque no le importa a nadie, pero yo tuve unas cartas muy malas, y ni siquiera intenté jugar con ellas. Yo un día cogí las cartas y las hice trizas. fue cuando me dije a mi misma que aquí mando yo, me di un golpe de Estado a mi misma...que cosas...:O

Tienes que coger las riendas de tu vida, mirarte al espejo y pensar que tú y solo tú mandas en tu vida, y que tú y solo tú podrás hacer algo por ser quien quieres ser.

No se muy bien lo que te ha pasado, ni cuales son tus problemas actuales (personas que te conocen más y mejor que yo te darán mejores consejos) pero sí sé que tal como estás ahora, estás en una casilla muy mala.

Reacciona.

Aunque lejos, estoy pendiente.

Bicos.

Alberich dijo...

Eso intento.
No hago más que intentarlo...

Ina dijo...

Albe:
como ya lo hemos hablado a veces te lo repito aquí. Es tu vida. No es un ensayo general de nada. Es esto. Aquí y ahora. Está en tu mano hacer de ella algo agradable, peleable, escalable cada día. Con sus parcelas de sombra, que las hay, pero con sus luces, que compensan todo lo otro. Y está en cada uno. No importa las cartas que te hayan tocado. Tus circunstancias no te van a dar la felicidad, sólo te la puedes dar tu. Tu esfuerzo por ser feliz. Otra cosa que ya te he dicho y que no te gusta nada oir: La tristeza, la melancolía y la depresión se retroalimentan y se vuelven autocomplacientes: Date permiso para ser feliz. Sólo tu puedes. Y sabes que los demás estamos deseando que lo hagas porque te queremos.

Un beso.

Kaken dijo...

Albe, para mí tu carta no es más que un gran motivo de alegría.
Porque desde el mismo momento en que has mirado a la cara a esa espiral autodestructiva, ya estás comenzando a salir de ella.
Un paso de gigante que has dado TU SOLO, nadie lo puede hacer por ti, y al que seguirán, seguro, muchos otros.
Apoyos no te van a faltar, no me cabe duda, pero has emprendido el camino y eso, a mi, me hace muy feliz.
No quería decirte lo que debes o no hacer, pero sí te recuerdo que tienes mi fono y a cierto jaleoso muy a mano: aprovechate¡ ;-)
Un bes...de osa

Victoria dijo...

Mi querido Alberich, no hace demasiado tiempo que yo me sentía así, y ahora soy feliz, estoy contenta conmigo misma, aunque siga teniendo malos momentos...

" Cuando vayan mal las cosas
como a veces suelen ir,
cuando ofrezca tu camino
sólo cuestas que subir,
cuando tengas poco haber
pero mucho que pagar,
y precises sonreir
aún teniendo que llorar,
cuando ya el dolor te agobie
y no puedas ya sufrir,
descansar acaso debes
pero nunca desistir."
Rudyard Kipling.
Te siento cerca y cercano, cuanta conmigo, siempre, querido amigo...
Mil besos

Jose dijo...

"Torpemente" dice.....

Me quedo con algunas palabras/frases: "preocuparme un poco más por mí", "Hace meses no lo hubiera reconocido", "He sabido sobreponerme a los golpes la mayor parte de las veces solo", "ahora estoy cayendo en cuenta", "como señal de que no pierdo la esperanza"

A parte del transfondo yo siento esto como una declaración de ideas. Te estas dando cuenta de ciertas cosas, enhorabuena, porque es el paso más importante. Ahora lo que tienes que hacer es seguir, ya has subido el primer peldaño de la escalera, el más dificil, no dejes que ese esfuerzo caiga en vano. Estas rodeado de gente que te quiere, deja que ellos te ayuden y hazles caso ;)

Lo único que puedo decirte es que de todo se sale, con fuerza de voluntad se puede. Eres Albe, y yo siempre te recuerdo alegre y vigoroso.

Si tienes tiempo y te apetece echame un telefonazo ;)

Celadus dijo...

Albe, no voy a decirte aquí cosas que seguramente ya te han dicho. Si crees que puedo serte de alguna ayuda sabes como localizarme. Creo que tienes mi movil y si no, tienes mi correo, para lo que quieras.
Un fuerte abrazo.

Cris dijo...

Alb, ya has dado el primer paso. Como te han comentado, tu eres el que tienes que llevar el controlo de tu vida, y sobretodo tienes que ser feliz. Tienes que hacer ese esfuerzo.
Te queremos Alb.
Un beso y un abrazo enorme. Si quieres hablar solo tienes que decírmelo.

Juan dijo...

Cambiar es muy difícil. Sólo cambiamos cuando nos damos cuenta de lo que pasará si no lo hacemos.

Me temo que los consejos sirven de muy poco. Sólo tú puedes aconsejarte.

Pero lo que sí te puedo ofrecer es un hombro para llorar y unos brazos para

un abrazo

Adiós al chupachups. dijo...

Ánimo Alb... Ya sabes por dónde ando...

Guaja dijo...

Todos pensamos cosas que no deberiamos pensar. Si, demasiada gente te dice lo que se debe y lo que no, pero tenemos la suerte de poder formar nuestro propio criterio.

Has dicho algo que me ha hecho feliz: has dicho que sabes lo que tienes que hacer. Puede que estes paralizado, pero lo mas importante ya lo tienes Antonio, tienes la certeza de que algo en ti no esta bien, y que lo tienes que cambiar.

Mira esas riendas que dices haber perdido, agarralas con fuerza y no las sueltes mas.

Ojala se encienda esa luz que tanto deseas, ojala esas cartas dejen de olvidarse, ojala nunca olvides que estoy aqui.

Ada dijo...

Muchos dias me siento igual y tambien tomo muchas veces la decision de cambiar...y esos cambios se ven leves, unas veces es un corte de pelo, un color distinto de labios, el pensar que me enamoro cada dia de una persona distinta o atreverme a hacer cosas que la timidez no me deja
Como dice Sirenita, tienes que pasar por la vida, no que la vida pase sobre ti
Beso